viernes, 5 de marzo de 2010

0503102201

Hoy me acordé de ti, de cuando no te conocía, seguro también sonreías mucho, seguro también te enojabas mucho, pero también eras muy feliz. Hoy te pensé, así como eras antes de conocerme; y lloré por mi, mucho. Te imaginé una vez más y lloré otro poco, me entristecí por las veces que saliste y llegaste sola de tu casa, cansada, feliz, con ganas de platicar, pero yo aún estaba lejos de ti para escucharte. Lloré y cerré muy fuerte los ojos para pensarte hace tiempo, cuando todavía no habías cruzado palabra conmigo, cuando bailabas mucho, cuando yo no existía en tu vida, me agüito por mi y por no haber estado ahí y sonreirte, para estar ahí siempre.

Evité que corrieran más lágrimas por los días que te he dejado sola, por robarte tu tiempo y hacer que tengas tantos líos en tu casa; me siento mal por lo miserable y solo que me siento lejos de mi casa.

Extraño tu voz seria, la enojada, la sentida, la triste, la emocionada, la sorprendida, la de doctora, la de bebé, la de mi amiga, la de mi amante, la de mi novia...la de la muchacha que lee en misa y canta precioso en las fiestas, me gana la nostalgia por querer ir a una, por estar contigo.

Quisiera que durara toda la vida esa canción que bailamos lentamente y tan perfecto tenías planeado y cada noche la que yo te propuse, que me tapes los ojos todos los días y me sorprendas con la mejor cena del mundo

3 comentarios:

Vanelly dijo...

No llores, cada dìa lejos en un menos para abrazarnos...

Yo tambièn me entristezco y me dan ganas de llorar cuando pienso en lo hermoso que estar entre tus brazos, y no poder estarlo...

Pero me vuelve la sonrisa, cuando recuerdo que cuando estamos juntos, nada puede ser màs perfecto...


Te amo.

rOo RAMONE dijo...

*_*

Nahuel dijo...

mm m.. me gusto esta entrada, me veras seguido por aqui /si no hay molestias/ suerte y cuando quieras te espero por mi blog..