sábado, 31 de enero de 2009

Esperando tú llamada....


Es sábado en la noche, el [fin] de nuestro fin de semana se llegó, y son en esos momentos en que mis sentimientos están más a flor de piel…


Espero, paciente pero inquieta a la vez, que mi teléfono suene,
oír tu voz al otro lado, cerrar mis ojos y al abrirlos nuevamente,
encontrarte aquí tumbado a mi lado…

necesito que tu aroma entre a mi centro termo regulador, y me provoque fiebre, para calmar este frío, tan de “invierno”… que tus manos se metan intrusas bajo mis sábanas y me tomen por “sorpresa” de la cintura… necesito que te bebas mis lágrimas saladas con besos llenos de dulzura, y poder dormir a tu lado TODA esta noche…


Tengo miedo, como suelo tenerlo ya tan a menudo…
no quiero que lleguen esas noches en las que la distancia sea tanta que mi cama no se caliente ni un poco con tu presencia, aunque ésta sea solo en sueños…


Y cuando esas noches lleguen,
prometo estar pegada al teléfono,
por si unas ansias locas de escucharme te consumen,
prometo también aguantarme mis lágrimas chismosas,
y no gritarte que te extraño y pedirte en ese mismo instante vengas y me abraces… Y la promesa de jamás dormir enojados también seguirá en pie…


Me estaré sentada frente a la ventana, esperando que vuelvas a mi lado, un sábado como este aunque quizás menos frio porque ya estaré envuelta en tus brazos



Llámame, a la hora que quieras, el día que quieras… hazlo ahora mi amor, que mañana no sabemos si se pueda…

1 comentario:

Jebus dijo...

nuestros miedos de siempre~