martes, 10 de agosto de 2010

La segunda

Cuando me fui por segunda vez estaba lloviendo, tenía mucho frio. Repasé mentalmente cada tarde que pasamos juntos, desde la sesión express en la bufa hasta las mañanas consintiéndote junto al mar; fueron unas excelentes vacaciones diría yo, de hecho, a pesar de la distancia, fué un muy buen sexto y primer semestre.

Nos las arreglamos para disfrutar tantas cosas y hacer todo lo que nos gusta vivir juntos. Y esque lo tienes que saber, me gusta estar el pendiente de ti, cuidarte, atenderte, consentirte en la playa y en los viajes, abrazarte fuerte cuando te veo por primera vez y besarte cuando todo el mundo ve.

Siento que la distancia no debilita lo que siento, al contrario, me hace fuerte y me hace seguir adelante para estar más cerca de ti pronto; y cuando termine esta etapa te regalaré un logro enorme, cuyo valor esta dado por lo que sacrificamos los dos; se que también va a valer la pena para ti, el tiempo que invertías conmigo ahora lo enfocas en la medicina, y eso me conviene también a mi, porque eres mi inversión a largo plazo, uno muy largo: toda la vida.

3 comentarios:

Gustavo Aguilar Alterno Espiraaaal dijo...

La distancia no hace que cambien las cosas, nada las cambia mientras esten dentro del corazon =D

Vanelly dijo...

La distancia nunca nos ha impedido seguir amandonos tanto tanto y más... Para mí también fueron las mejores vacaciones a tu lado, y espero que nos vengan muchas más. TE ADORO

Sylaa dijo...

Tus textos merecen la pena ser leidos!te sigo! :P
pasate por el mio si tienes tiempo ;D
http://queelcieloesperesentaao.blogspot.com/